La ciencia confirma que los perros pueden reconocer a una persona con malas intenciones.

Un estudio reciente comprobó que los perros pueden analizar qué tan confiable es una persona. Como si fueran detectives reales, pueden determinar si debemos o no confiar en alguien.

El estudio fue realizado por Akiko Takaoka de la Universidad de Kyoto en Japón. El científico y sus colegas querían saber si un perro confiaría en una persona que le mintió para determinar si el cachorro podía entender si una persona era confiable o no.

El grupo de científicos afirmo que la investigación tiene una implicación potencial en el estudio del comportamiento de los perros. Y que se ha podido determinar que los perros pueden predecir ciertas actitudes, que son muy sensibles al comportamiento humano y que prefieren compartir con personas con las que se sienten seguros.

En el experimento, los dueños de los perros apuntaban un recipiente con comida, haciendo que el perro corriera hacia allí, luego apuntaban un recipiente sin comida. Los perros fueron engañados y se acercaron al contenedor.

Con anterioridad se sabía que los perros corren hacia un objeto cuando su dueño lo apunta, por lo tanto, se cree que los canes son capaces de comprender gestos humanos. Incluso si las señales son inconsistentes, pueden poner al can nervioso y estresarlo.

Al tercer intento, los canes no siguieron la mano que señalaba el objeto, sino la voz de la persona. El resultado fue que los animales no creyeron en los mentirosos. Los 34 perros que hicieron el experimento, mostraron el mismo comportamiento.

Se planea hacer un experimento similar con lobos, debido a que son los parientes más cercanos a los perros y como dato adicional, la investigación probó que los canes sienten curiosidad por las cosas nuevas.

Otra investigación, revelo que los perros controlan la forma de interacción de otras personas con sus amos. Durante el experimento, los dueños de los canes pidieron ayuda a la gente. Mientras algunos socorrían a su dueño, otros lo traban mal y el resto los ignoraba. ¡Después las mismas personas trataban de darle regalo a los perros y ¡ellos actuaron de una forma sorprendente!

Los animales no aceptaron los obsequios de las personas que trataron mal a sus dueños, prefirieron ser alimentados por aquellos que los ayudaron, o incluso por lo que no hicieron nada. Las personas groseras y agresivas no pudieron ganarse la confianza de los canes.

Aunque se había demostrado anteriormente que los perros pueden leer nuestros gestos y expresiones fáciles, ahora que sabemos más sobre ellos, ¡es sensato comprender que son más inteligentes de lo que pensábamos!

¿Has visto algún comportamiento similar en tu perro? ¡Déjanos saber lo que opinas sobre el tema!

Secured By miniOrange