Este perrito abandonado no lucía como un perro para nada. Mira como ganó peso y recuperó su pelo tras ser rescatado por animalistas.

A los cinco años, Dobby fue rescatado por un grupo de animalistas que, a causa de su deteriorado aspecto, al principio dudaron que fuera de un perro. El pobre había recibido un trato negligente, llevaba días sin comer y casi todo su pelo se le había caído por una severa infección de pulgas. De inmediato fue trasladado hasta una clínica veterinaria.

Sara, una de los miembros de la organización, sintió una conexión especial con él e insistió en cuidarlo.

Pese a que muchos perros maltratados se vuelven rencorosos con los humanos, Dobby mantuvo una personalidad cariñosa y amable, que le permitió sanar con mayor rapidez.

Finalmente ganó peso y recuperó su pelo, pudiendo ser dado en adopción a través de un grupo de Facebook.

Hoy, Dobby es muy feliz al lado de la familia de Liz Ford, su nueva dueña, y vuelve a ser un perro sano y adorable.

Secured By miniOrange