Dos años después de haber comprado a su perro, la tienda de mascotas les reclama para que lo devuelvan.

Por increíble que parezca, parece que en Estados Unidos hay familias que pueden arrendar una mascota. Danielle Cittadino , de Long Island, se enamoró de un precioso Golden Retriever hace 2 años. Cuando Max llegó a sus vidas, ellos no tenían al dinero suficiente para comprar un perro propio. No obstante, accedieron a pagar por plazos con tal de mantenerlo en casa.

Se acordó pagar un total de 2,500 dólares en 23 plazos.

Sin embargo, tras cumplir con todos los pagos, la familia se enteró de que tenía que dar más de 300 dólares adicional para conservar a Max.

ç

Al final del día, la compañía de arrendamiento subió dicha cantidad a más de 1000 dólares.

Lamentablemente esto no es inusual, de acuerdo con la Comisión Federal de Comercio.

Ahora ellos podrían perder a su mascota, a pesar de haber firmado un contrato y pagado sus plazos.

Actualmente, solo California y Nevada prohiben algo tan vergonzoso como el arrendamiento de mascotas.

Secured By miniOrange