Así es la vida en la “isla sentinel del norte”. Uno de los pocos «pueblos no contactados» del mundo.

La pequeña isla sentinel del norte en la Bahía de Bengala, administrada por el gobierno de India, guarda secretos que han permanecido allí por lo menos 30,000 años.

El lugar actualmente es habitado por quienes se consideran los únicos descendientes directos sobrevivientes de los primeros humanos en Asia. Desde 2004, es ilegal establecer cualquier tipo de contacto con sus habitantes.

Debido a que son uno de los pocos “pueblos no contactados” que quedan en el mundo, se conoce muy poco sobre su idioma, cultura, creencias e incluso la cantidad de personas que allí habitan.

Durante todo ese tiempo, de almejas, cerdos salvajes, tortugas, peces, bayas y miel, les gusta tener sesiones intimas en la playa y destacan por rechazar a casi todos los visitantes “con flechas, machetes e intenciones amenazantes”.

Se abrieron camino desde Africa a Oriente Medio, Birmania e India, hace más de 75,000 años.

Con el tiempo, llegaron a la isla sentinel del norte, donde atraídos por sus exuberantes junglas, playas perfectas y su generosidad natural fácil de saquear sin necesidad de cultivar, muchos decidieron quedarse.

Se sabe que los hombres se dedican a cazar y las mujeres a recolectar tubérculos, cocos, bayas y almejas en redes caseras. Y que así es como siguen viviendo, protegidos por el mar y su propia vida.

Secured By miniOrange