Escaló una montaña para fotografiar el primer amanecer del 2020 y captó imágenes impactantes.

A pesar de que el país menos visitado de las islas británicas es Gales, fue precisamente allí, donde un excursionista local decidió ascender para recibir el nuevo año y la nueva década de este siglo que apenas comienza.

Cuando el escalador intento tomar una fotografía del primer amanecer del año nuevo, logro capturar con su cámara un fenómeno bastante peculiar que lo conmovió.

Mientras cumplía con éxito su misión de fotografiar la primera aurora de 2020, también fue recompensado con la rara vista conocida como el espectro de Brocken.

Las tomas parecen mostrar una presencia angelical, de otro mundo, rodeada de un halo de colores que parece traslucirse a través de las nubes, un espectáculo inédito y surreal para el alpinista quien creyó por un instante que una figura divina lo venía a visitar.

 Solo había una probabilidad de 50/50 de ver el amanecer debido a la nube, pero mi amigo y yo decidimos subir de todos modos, declaró el escalador.

El mágico instante para la posteridad ocurrió a las 8:15 de la mañana, momento en el cual los excursionistas tienen mayores oportunidades de ser testigos de tan majestuoso espectáculo de la naturaleza.

El espectro de Brocken es una ilusión óptica hermosa e inquietante a la vez, pero que no todos han tenido el privilegio de ver. Se trata de un fenómeno óptico, sin embargo, siempre en cada uno de los seres humanos, religiosos o no, al ver una cosa tan parecida a un ser iluminado, existe un halo de fe en un ser superior, que nos ama y alumbra el camino.

Secured By miniOrange