Despierta de coma de 12 años después de que madre lo cuidó día y noche durante más de una década.

En el 2006, Wang Shubao sufrió un accidente automovilístico en Shandong, China, que además de dejarlo cuadripléjico, lo indujo a permanecer en un coma que duró más de una década. En ese entonces tenía 36 años de edad. Hoy, después de un largo tiempo, por fin ha despertado y todo ha sido gracias a los amorosos cuidados de su madre, Wei Mingying.

Todos los días durante las 24 horas, la anciana de 75 años de edad acudió para lavarlo, alimentarlo y darle masajes en las piernas.

Debido a que su esposo murió y no tienen a nadie, más, Wei gastó todos sus ahorros en pagar el tratamiento de su hijo, lo que la dejó con una deuda de 13,000 euros.

Ella afirma que aunque su hijo no puede hablar, le ha sonreído.

Con todo y sus actuales problemas económicos, Wei tiene la esperanza de que su hijo se recuperará. Ella es el perfecto ejemplo de lo que una madre amorosa es capaz de hacer por sus hijos.

Secured By miniOrange