Animalista estuvo a punto de morir mientras protestaba en un matadero.

Thomas Chiang es un activista por los derechos de los animales, que estuvo a punto de morir tras engancharse con un candado a una de las máquinas de la granja de patos Petaluma’s Reichardt, en California.

Tanto Chiang como sus seguidores entraron a las instalaciones bajo su propio riesgo, advirtiendo que la humanidad estaba viviendo una crisis global ambiental, a la que se debía frenar ya deteniendo la matanza de animales.

Tanto Chiang como los demás activistas se encadenaron por todo el matadero con la misma clase de candados.

Toda la escena fue capturada en un perturbador vídeo.

Donde Chiang forcejea con el candado mientras su cara se pone peligrosamente roja.

Afortunadamente logró desengancharse a tiempo y fue llevado al hospital.

Más tarde, el matadero declaró que todo había sido un accidente, pues uno de los empleados había activado la máquina sin darse cuenta de que el activista estaba ahí.

Secured By miniOrange