Los científicos se despiden del primer glaciar islandés perdido por el cambio climático. Si se derriten más, puede ser desastroso.

En el oeste de Islandia, el ex-glaciar Ok acaba de tener un funeral tras desaparecer a causa del calentamiento global. Dominic Boyer y Cymene Howe, quienes realizaron el documental «Not Ok» sobre el derretimiento de este enorme hielo, conmemoraron su desaparición efectuando una ceremonia y colocando una placa para advertir a las próximas generaciones sobre el futuro de los glaciares.

En sus inicios, el glaciar poseía una extensión de 38 kilómetros cuadrados y actualmente no cubre ni un kilómetro.

«Ok es el primer glaciar islandés en dejar de ser un glaciar. Se espera que en los próximos 200 años todos nuestros glaciares sigan su camino».

«Con este monumento reconocemos que sabemos lo que está ocurriendo y lo que debemos hacer. Solo ustedes sabrán si lo hicimos».

«Ok es el el primer glaciar islandés fundido por la transformación de la atmósfera de la Tierra», declaró Boyer. «Lo mismo pasará con todos los glaciares islandeses, a menos que se reduzcan las emisiones de los gases de efecto invernadero». 

Secured By miniOrange