Científicos descubren que las bacterias más peligrosas pueden esconderse en la ducha.

Investigadores por parte de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos, han descubierto que los cabezales de las regaderas pueden albergar microbacterias no tuberculosas, relacionadas con enfermedades pulmonares. Así ocurrió después de que un grupo de científicos tomara muestras de biopelículas bacterianas en más de 600 duchas de diferentes hogares estadounidenses.

De acuerdo con el estudio las colonias micobacterianas podían variar de acuerdo con la estructura química del agua, su procedencia, su ubicación geográfica y hasta el uso de desinfectantes a base de cloro.

Noah Fierer, uno de los autores del estudio, afirmó que si bien era un hecho la existencia de estos microorganismos, no había porque temer a la ducha. Aunque de vez en cuando, tal vez sea necesario que prestemos mucha atención a la manera en que limpiamos nuestras regaderas.

Secured By miniOrange