Estos son los beneficios que obtienes al comer placenta. Kim Kardashian consumió la suya en forma de píldoras.

Hace tiempo que comerse la placenta después del parto se puso de moda entre las celebridades. Kim Kardashian consumió la suya en forma de píldoras. Otras madres prefieren hacerlo en forma de batido. Si bien no hay evidencia concreta de que esta sea una decisión saludable, (de hecho, algunos advierten que podría ser peligroso), muchas mujeres coinciden en que esta sustancia es una poderosa fuente de nutrientes que conlleva importante beneficios.

Genevieve Howland de la web Mama Natural, aseguró que su producción de leche materna había aumentado en 24 horas.

Elizabeth Stark, del blog Babble, afirmó que su placenta le había brindado la energía necesaria para pasar las primeras semanas post-parto sin cambios de humor.

Otro supuesto beneficio, es que la placenta disminuiría los dolores después del parto.

Aunque todo esto suena genial, debemos recordar que hasta la fecha no existe ningún estudio médico que avale dichas afirmaciones. Y tú, ¿serías capaz de comer placenta?

Secured By miniOrange