Stephen Hawking temía por una raza de «superhumanos» capaces de manipular su propio ADN.

Stephen Hawking temía que una raza de «superhumanos» pudiera destruir al resto de la humanidad si la ingeniería genética continuaba sin cesar.

El científico murió en marzo, pero dejó una colección de artículos que describían sus preocupaciones sobre el futuro de la raza humana. En su último libro “breves respuestas a las grandes preguntas”, el profesor afirmó que teme que las personas adineradas comiencen a editar su propio ADN y el de sus hijos para crear “superhumanos” que serán más inteligentes y vivirán por más tiempo.

Escribió: Una vez que aparezcan los superhumanos, habrá problemas políticos importantes con los humanos no mejorados que no podrán competir.

Presumiblemente, morirán o dejarán de ser importantes. En cambio, habrá una raza de seres que se diseñarán a sí mismos y que irán mejorando a un ritmo cada vez mayor. Predijo que incluso si se aprobaran leyes para frenar la ingeniería genética, siempre habría personas dispuestas a romper cualquier regla que provocaría el ascenso de los superhumanos. El profesor dijo: “Estoy seguro de que durante este siglo la gente descubrirá cómo modificar la inteligencia, algunos instintos y la agresión”.

“Probablemente serán aprobadas leyes contra la ingeniería genética con humanos. Pero algunas personas no podrán resistir la tentación de mejorar las características humanas, como la memoria, la resistencia a las enfermedades y la duración de la vida”. Hawking citó la tecnología Crispr, que permite a los científicos modificar o eliminar genes dañinos del ADN de las personas, para apoyar su argumento.

Sin embargo, otros científicos incluyendo su viejo amigo Lord Rees, profesor de Cosmología y Astrofísica, creen que existe una enorme diferencia entre prevenir enfermedades y tratar de «mejorar» a los humanos.

Secured By miniOrange