Kazajstán comienza la castración química de pedófilos.

La castración como castigo para los delincuentes sexuales, fue introducido este año en Kazajstán. Un hombre encontrado culpable, será el primero en ser sometido a la inyección.

Del hombre se desconoce su nombre, y el procedimiento será supervisado por el Ministerio de salud de Kazajstán según informaron las autoridades.

El presidente de Kazajstán, ha asignado un presupuesto de más de $20,000 euros para la compra de 2,000 inyecciones. El viceministro de salud dijo: “por el momento hay una solicitud de castración química de acuerdo con un fallo”.


La ley de castración química, fue introducida a principios de este año en Kazajstán. Cuando se aprobó Byrganym Aitimova uno de sus senadores dijo que la castración seria “temporal” y que consistiría en una inyección de una sola vez.

Muchos afirman que el castigo no necesariamente previene ataques futuros ya que, a diferencia de la castración quirúrgica, la castración química no evita que una persona experimente impulsos sexuales de manera definitiva.

Según los informes entre el 2010 y el 2014, las violaciones a niños se duplicaron alrededor de 1,000 en Kazajstán. Los delitos sexuales con niños también conllevan una pena de prisión de 20 años.

Secured By miniOrange