Gran Bretaña condena la millonaria construcción de la estatua más grande del mundo en India.

Mientras India gastaba una fortuna en erigir la estatua más alta del planeta, Gran Bretaña donó más de mil millones de libras para financiar proyectos que impulsarán economía nacional y ayudarán a combatir el cambio climático. Hoy, Peter Bone, un diputado británico, ha condenado la construcción del monumento como una tontería total, afirmando que no deberían dar más dinero a las autoridades indias.

La Estatua de la Unidad costó 330 millones de libras, mismos que habrían sido tomados de los 1.17 mil millones donados por contribuyentes del Reino Unido.

Demoró cuatro años en construirse y contó con la participación de 3.500 trabajadores.

No obstante, el proyecto terminó acaparando las tierras de 72 aldeas cercanas y provocando el desplazamiento de miles de personas.

La obra ha sido calificada por las autoridades británicas como un proyecto de vanidad.

Secured By miniOrange