Colombiano fingió ser un príncipe árabe para estafar 8 millones de dólares.

Anthony Gignac, ciudadano estadounidense de orígenes colombianos de 48 años de edad, acaba de ser arrestado bajo los cargos de fraude electrónico y robo de identidad, al descubrirse que estafaba a inversores importantes, fingiendo ser un príncipe musulman. Así mismo, también llegó a presentarse como diplomático o empresario con el fin de ganarse la confianza de empresarios en Cañadas, Hong Kong, Reino Unido y otros países.

Gignac, se hacía pasar por el Príncipe Khalid, quien en la vida real tiene 79 años y es gobernador de La Meca.

Hacía gala de su «lujosa» vida en Instagram, subiendo fotos de hoteles de lujo, joyas y artículos de marcas prestigiadas como Louis Vuitton y Chanel.

Fue descubierto por quien sería su próximo «socio» en un hotel de Miami, al ser visto comiendo carne de cerdo. Un ingrediente que ningún musulman devoto comedía jamás.

Gracias a él, una investigación federal puso al descubierto sus actividades ilícitas.

Hoy, Gignac enfrenta una pena de 18 años de prisión por estafar más de 8 millones de dólares a sus víctimas.

Secured By miniOrange