A sus 96 años, esta anciana se siente orgullosa de haber aprendido a leer y escribir.

Lupita Palacios es una mujer de 96 años de edad que habita en Ocozocoautla, un poblado indígena de Chiapas. A pesar de sus años, nada la ha detenido para cumplir un gran sueño: aprender a leer y escribir. Cuando Lupita era joven, nunca pudo ir a la escuela pues sus padres consideraban que eso era una pérdida de tiempo. En lugar de ello tuvo que hacerse cargo de los quehaceres doméstcos además de cuidar a sus cuatro hermanos menores.

Actualmente, la mujer se animó a retomar sus estudios y en 6 meses pudo terminar la secundaria.

El Instituto Chiapaneco de Educación para Jóvenes y Adultos se ha encargado de brindarle el material que necesita para que no deje de aprender.

Actualmente, Lupita vive en la ciudad de Tuxtla Gutierréz, cuidando a una nieta que padece parálisis cerebral mientras sigue aprendiendo.

Sus hijos, nietos, bisnietos y tataranietos la visitan con mucho orgullo y cariño.

Secured By miniOrange