Maestra estadounidense es despedida tras pedir que sacaran a «alumnos indocumentados» de su escuela.

Georgia Clark, profesora de inglés en Fort Worth, Texas, protagonizó un escándalo en Twitter, tras usar la plataforma para pedirle al presidente Donald Trump que sacara a estudiantes indocumentados de su escuela.«Cualquier cosa que se pueda hacer para expulsar a los ilegales de Fort Worth, va a ser muy apreciado», fue lo que decía uno de sus tweets más polémicos. Ingenuamente y pensando que cada uno era privado, Clark añadió su número telefónico y la petición de que su identidad no fuera revelada. De inmediato fue repudiada por internautas.

La mujer alegó que no sabía que sus mensajes en la red social eran públicos.

A causa del incidente, las autoridades de la escuela votaron de manera unánime por su despido; una decisión que ella piensa alegar ante la ley. Antecedentes indican que no es la primera vez que le llaman la atención por mostrar un comportamiento racista en clases.

Secured By miniOrange