La llamaron «la mujer más fea del mundo», pero perdonó a sus bulles y hoy es una gran conferencista.

Durante toda su vida, Lizzie Velázquez ha tenido que lidiar con las burlas y la crueldad de decenas de personas, a causa de su aspecto fisíco. Cuando nació, en 1989, solo pesaba 2 libras y 11 onzas. Sus padres llegaron a rechazarla en ese momento, al no estar preparados para afrontar su condición.

Lizzie fue diagnosticada con síndrome de lipodistrofia marfanoide-progeroide, una enfermedad muy extraña e incurable.

Dicho padecimiento impide que ella acumule grasa corporal, por lo que debe seguir una dieta diaria de entre 5,000 y 8,000 calorías.

Además de lidiar con su peso, Lizzie también es ciega de su ojo derecho y sufre discapacidad visual en el izquierdo.

A los 17 años, Lizzie encontró un vídeo en Youtube donde la llamaban «la mujer más fea del mundo». Los comentarios la deprimieron profundamente.

Actualmente, Lizzie es una gran conferencista y superviviente del bullying. Se ha dado a conocer por su charla TED, «¿Cómo te defines?», a través de las redes sociales.

Secured By miniOrange